The National Advocate for People with Down Syndrome Since 1979

National Down Syndrome Society
666 Broadway, 8th Floor
New York New York 10012
800-221-4602
info@ndss.org 

La Meta y la Oportunidad de la Fisioterapia

La madre de un niño con síndrome de Down me preguntó hace poco: "Si hacemos fisioterapia ahora, ¿qué diferencia va a marcar eso cuando mi hijo tenga 8, 9 ó 10 años de edad?" Fue una gran pregunta. Es exactamente como debería estar pensando sobre la fisioterapia. De hecho, es la forma en que los padres deben pensar sobre todos los servicios que consiguen para su hijo. Es la pregunta que ha guiado mi trabajo durante mucho años. Me gustaría analizar hoy con ustedes la respuesta a esa pregunta. ¿Qué diferencia marcará dentro de algunos años, cuando su hijo sea adolescente o adulto, si recibió o no recibió fisioterapia cuando niño? Quiero analizar con ustedes el papel de la fisioterapia y luego, más allá de eso, la oportunidad de la fisioterapia. 

Lo Que la Meta No Es

La meta de la fisioterapia no es acelerar el índice de desarrollo motor grueso. Deben entender que esta es una afirmación muy polémica. La meta asumida de la mayoría de las fisioterapias pediátricas es acelerar el índice de desarrollo motor grueso. Los programas de intervención temprana apoyaron su valor en su capacidad para acelerar el desarrollo de los niños. Muchas técnicas terapéuticas tienen la aceleración del índice de desarrollo motor grueso como su meta establecida. Si esa es efectivamente la meta de la terapia, entonces es necesario que la terapia responda la pregunta: "¿Qué diferencia marcará en 8 ó 9 años que un niño con síndrome de Down caminó a los 21 meses en lugar de a los 24? No creo que esta sea la meta adecuada para la fisioterapia en niños con síndrome de Down. El índice de desarrollo motor grueso quedará determinado por: el grado de hipotonía, el grado de laxitud ligamentosa, el grado de disminución de la fuerza y el grado de disminución de la capacidad para generalizar. Todo esto está determinado por la genética y no se lo puede alterar a través de la fisioterapia. 

Lo Que la Meta Es

La meta de la fisioterapia es minimizar el desarrollo de patrones de movimiento compensatorio anormal que los niños con síndrome de Down son propensos a desarrollar. Funcionalmente, esto se traduce en una forma particular para caminar, con los pies apuntando hacia delante y el tronco desarrollado sin cifosis ni lordosis. Los niños con síndrome de Down intentan compensar su hipotonía, su laxitud ligamentosa y la falta de fuerza. Esta compensación generalmente da como resultado la aparición de patrones de movimientos anormales, lo que hacen que el niño esté propenso a desarrollar problemas ortopédicos y funcionales. 

Ejemplos

  • La laxitud ligamentosa y la hipotonía de la pierna producen patrones anormales de abducción y rotación externa de la cadera, hiperextensión de las rodillas y pronación y eversión de los pies. Estos patrones anómalos hacen que la marcha tenga una base ancha y se camine sobre los bordes mediales de los pies. Esto es funcionalmente ineficaz, generalmente doloroso y da como resultado la poca resistencia a la caminata.
  • La laxitud ligamentosa y la hipotonía en la parte superior del tronco producen un patrón anormal de cifosis. La cifosis da como resultado una postura incorrecta de la cabeza, inclinación pélvica posterior, respiración deficiente y rotación limitada del tronco.

Es necesario que los servicios de fisioterapia se diseñen teniendo en mente un resultado funcional a largo plazo para el niño. Deberían concentrarse en la marcha, la postura y el ejercicio de los miembros inferiores. La fisioterapia tiene que comenzar con una comprensión de los patrones de movimiento anormal que los niños con síndrome de Down son propensos a desarrollar y luego fortalecer de forma proactiva los músculos correctos para que el niño con síndrome de Down desarrolle patrones de movimiento óptimos.

Recomendación 

Sé que las edades a las que los niños se sientan, se arrastran o caminan son hitos importantes para todos los padres y sería insensato esperar que los padres de niños con síndrome de Down sean diferentes. Pero me gustaría sugerir que el enfoque a largo plazo al que hacen referencia las preguntas de la joven madre, son en realidad la cuestión más importante. Debemos estar más preocupados sobre la forma del funcionamiento físico de su niño como adolescente o adulto que si camina a los 21 o a los 24 meses. 

La Oportunidad de la Fisioterapia 

Si la fisioterapia a cumplido con la meta que acabamos de analizar, ha hecho mucho. Pero en realidad hay una oportunidad después de esta meta que la fisioterapia puede hacer realidad. El desarrollo de las destrezas de motricidad gruesa es el primer desafío que el niño con síndrome de Down y sus padres enfrentarán juntos. Existen muchos otros desafíos por venir que incluyen el habla y la educación y las destrezas de desarrollo o las destrezas sociales. Pero el desarrollo de la motricidad gruesa les presenta los primeros desafíos. 

La oportunidad de la fisioterapia en este punto del desarrollo del niño es que los padres del niño con síndrome de Down aprendan de qué manera aprende su hijo. Esta es información que será fundamental para su éxito en la colaboración con su hijo durante toda su vida. 


Los niños con síndrome de Down tienen un estilo de aprendizaje diferente al de los niños típicos:

  • Tienen una menor capacidad para generalizar
  • Necesitan recibir la información en pequeñas porciones.
  • Necesitan un proceso mediante el que pueden integrar la información de forma gradual.
  • Necesitan estructura, consistencia y un ambiente familiar para funcionar de forma óptima.
  • Necesitan que ustedes sigan sus pistas.
  • Tienen que tener éxito y evitar la frustración

Los niños con síndrome de Down tienden a tener su propio proceso de integración. Ellos necesitan que usted:

  • introduzca nuevas destrezas e información de forma lenta y cuidadosa,
  • permita que puedan experimentar las nuevas destrezas motoras y se familiaricen con ellas,
  • aliente una colaboración y una cooperación crecientes,
  • los ayude a progresar para que logren dominio e independencia.

Resumen 

La meta de la fisioterapia no es acelerar el índice del desarrollo motor grueso sino, en realidad más importante, minimizar el desarrollo de patrones de movimiento compensatorio anormal. 

Más allá de esta meta, la fisioterapia también brinda la oportunidad de que los padres aprendan la mejor forma de presentarles información y desafíos a sus hijos para poder ayudarlos a tener éxito en todos los desafíos por venir. 


 

RECURSOS EXTERNOS

  • Gross Motor Development in Children with Down Syndrome: A Guide for Parents and Professionals. Winders, Patricia C. Woodbine House, 1997.
  • Buddy Walk
  • NDSS Yourway
  • My Great Story
  • NDSS DS-Ambassadors