The National Advocate for People with Down Syndrome Since 1979

National Down Syndrome Society
666 Broadway, 8th Floor
New York New York 10012
800-221-4602
info@ndss.org 

El Ambiente y el Hogar en Que Vive

Durante todo el proceso de envejecimiento es necesario evaluar periódicamente el ambiente en que vive dicha persona para identificar los problemas y hacer ajustes que permitan mantener la buena salud, la independencia, la intimidad y la dignidad al mismo tiempo que se garantiza la seguridad. Tenga en cuenta todos los aspectos de las necesidades: médicos, físicos, sociales, emocionales y la seguridad personal. ¿La vivienda actual los satisface adecuadamente?

Incorpore las preferencias de la persona con síndrome de Down prestando atención a la seguridad y la calidad de vida. Busque lugares para vivir que permitan “envejecer en el mismo sitio”, es decir, que puedan adaptarse a los cambios físicos y funcionales que se puedan presentar con la vejez. Para adultos con enfermedad de Alzheimer, planifique con antelación un lugar que pueda adaptarse a las necesidades que aumentan a lo largo de la enfermedad. Un ambiente familiar, tranquilo y predecible puede fomentar la sensación de seguridad en las personas que están pasando por cambios de memoria.

CONSIDERACIONES CUANDO VIVEN EN CASA CON LA FAMILIA

Cuando los adultos con síndrome de Down siguen viviendo en casa mientras envejecen, los padres pueden tener 70, 80 o 90 años y seguir personalmente involucrados como cuidadores principales. A veces este papel cambia a otros familiares: hermanos, primos, etc. Cuando una persona adulta sigue viviendo en casa es importante que la familia tome la iniciativa y piense en planes para el futuro.Tenga en cuenta que el envejecimiento es un proceso dinámico. Las cosas siempre están cambiando tanto para los padres, hermanos y otros familiares como para la persona que recibe los cuidados. Haga un esfuerzo por tomar la iniciativa anticipándose a las necesidades y preocupaciones.

  • Desarrolle un plan que pueda evitar una posible situación de crisis generada por la enfermedad, la evolución de la enfermedad, la incapacitación o la muerte. Haga un plan que pueda ser sostenible durante toda la vida. Depender de un cuidador parte de la familia puede ser muy estresante y poco realista a lo largo de muchos años.
  • Analice y, cuando sea posible, defina las funciones de los hermanos o de otros parientes. Consiga la ayuda necesaria para los familiares que asuman la mayor parte de la responsabilidad para así coordinar la atención y apoyo. Anticipe los cambios que se producen con el envejecimiento e inicie un diálogo sobre las funciones familiares en la planificación del cuidado en el futuro.

CONSIDERACIONES CUANDO VIVEN EN UN HOGAR DE GRUPO

Las personas responsables, ya sean familiares, amigos o tutores, pueden desempeñar un papel importante en este entorno, especialmente si la persona no es capaz de comunicar sus necesidades. Las siguientes consideraciones pueden mejorar tanto la calidad de vida como la calidad de la atención que recibe una persona que envejece en un hogar de grupo:

  • Pida información sobre las residencias con experiencia en atender durante toda sus vidas a adultos con síndrome de Down.
  • Hable sobre los efectos que tiene el envejecimiento en la persona y sus compañeros en la misma situación, con la mirada puesta en la calidad de vida de todos ellos.
  • Actúe con iniciativa y busque opciones que permitan a las personas envejecer en el mismo sitio. Dichos lugares ofrecen modificaciones en el entorno físico y la estructura de prestación de cuidados para adaptarse a las necesidades que surgen a medida que la persona envejece.

TRANSICIÓN AL NUEVO MODO DE VIVIR

Cada vez es más común que ocurran cambios en el modo de vivir de los adultos, especialmente al acercarse la vejez. Estos cambios pueden estar relacionados con preocupaciones por la seguridad, cambios en la familia, limitaciones de personal, problemas con los compañeros en situación similar o falta de atención continuada del mismo proveedor. En el caso de que sea necesario un cambio en el modo de vivir será importante tener en cuenta los siguientes aspectos:

  • Tenga en cuenta las necesidades físicas, sociales, emocionales y médicas de la persona. Busque el lugar para vivir que ofrezca oportunidades para llevar un estilo de vida activo de forma continuada con proximidad a los parientes y a los amigos.
  • Defina qué factores contribuirían a una “transición sin problemas”, reconociendo que ciertos desafíos serán parte de cualquier cambio importante en la vida. Actúe con iniciativa. Recuerde, con frecuencia es más fácil que las personas se adapten a los cambios cuando se sienten cómodas y no se ven agobiadas por las circunstancias o están pasando por una pérdida importante o una crisis familiar. Cuando dejan la vivienda familiar, reconozca lo difícil que puede ser esa transición desde el punto de vista emocional para los padres que han sido “cuidadores toda la vida”.

RECURSOS DE NDSS

RECURSOS EXTERNOS

LIBROS

 

  • Buddy Walk
  • NDSS Yourway
  • My Great Story
  • NDSS DS-Ambassadors