The National Advocate for People with Down Syndrome Since 1979

National Down Syndrome Society
666 Broadway, 8th Floor
New York New York 10012
800-221-4602
info@ndss.org 

Recreación y la Amistad

Pasos Positivos Para la Inclusión Social

Para los estudiantes con y sin discapacidades, la experiencia social en la escuela es tan importante como la experiencia académica. Ambas son necesarias para asegurar el éxito después de la escuela. Tanto institutos como empleadores quieren ver destrezas interpersonales sólidas además de las otras calificaciones que puedan estar buscando. 

La inclusión social es un problema fundamental para todos los estudiantes con discapacidades, ya sea que se los eduque completamente mediante clases de educación especial o que se lo incluya de forma completa o parcial en clases de educación regular. Con un poco de suerte, todos estos estudiantes eventualmente vivirán y trabajarán en la comunidad en la que deben poder interactuar con personas de todos los niveles de capacidad. Los pasos de acción que se indican a continuación ayudarán a que estos estudiantes desarrollen amistades con sus pares no discapacitados en el aula, si corresponde, o en otras actividades escolares o extracurriculares. 

Uno de los componentes fundamentales de la inclusión social es que los otros estudiantes vean a su hijo y que su hijo se vea como un participante activo en el aula y en la escuela. Todas las actividades o tareas en las que participe su hijo subrayarán este punto, aunque se las modifique o se las adapte. En poco tiempo, su hijo y sus otros compañeros se verán unos a otros en términos de similitudes más que de diferencias y medirán el éxito basándose en lo mucho que han progresado en lugar de compararse con los logros del otro. Esto crea un ambiente de aprendizaje positivo para todos. 

1.  Si considera que es apropiado que se eduque en alguna medida a su hijo en clases de educación regular, es importante que la inclusión comience cuanto antes. 

2.  Si su hijo puede beneficiarse retrasándolo un año, haga que comience el jardín de infantes un año más tarde. No querrá retrasar a su hijo después de que haya hecho amigos entre sus compañeros. 

3.  El maestro (y los asistentes de enseñanza si corresponde) deberán capacitarse o al menos ser conscientes de la importancia de facilitar amistades. La mejor forma de hacer esto es colocar una meta social en el IEP y solicitar específicamente la capacitación del personal.

4.  En los grados de niños más pequeños, hable con los compañeros de su hijo (y todos los compañeros que compartirán el almuerzo o los recreos con su hijo) si hay modificaciones o adaptaciones obvias que se requieren para las materias de su hijo, si su hijo requiere de algún equipamiento especial o si ha tenido grandes problemas de comunicación. Explique el síndrome de Down y el efecto sobre su hijo en términos muy simples. Explique la necesidad de adaptaciones o de equipamiento de la misma forma que una persona que necesita anteojos, o aparatos para los dientes. Luego tómese un tiempo para hablar sobre todas las formas en que su hijo es igual a ellos: le encanta la pizza, las películas, los deportes, etc. Sólo tiene que hacer esto durante un par de años. Después de eso, los otros estudiantes que hayan compartido la misma clase con su hijo comenzarán a compartir esta información con los estudiantes nuevos. 

5.  Considere enviarles una carta que contenga la información que usted les dio a los estudiantes a los padres de los compañeros de su hijo. Comunique su buena voluntad de responder todas las preguntas que tengan sobre esta información y sobre la inclusión. Esto también puede ayudar cuando se trate de acordar la realización de actividades con sus compañeros de clase fuera de la escuela. 

6.  Asegúrese de que algunos de los amigos de su hijo o conocidos compasivos estén en su clase cada año. Esto es particularmente importante durante los años de transición a la escuela media y a la secundaria. Los estudiantes que conocen y apoyan a su hijo modelarán relaciones positivas y promoverán la expectativa de que su hijo continúe siendo una parte importante del grupo. El hecho de que los amigos de su hijo puedan estar en clases de nivel “dotado” o superior en la escuela media y en la secundaria no debería representar un obstáculo. Muchas de estas clases se concentran más en las discusiones grupales que las clases regulares y pueden ser las mejores clases en las que promover las metas de comunicación de su hijo. Los materiales modificados para estas clases se pueden encontrar tan fácilmente como para las clases regulares. 

7.  Asegúrese de que su hijo tenga una participación activa en todas las actividades en clase y en la escuela.

  • Independientemente de lo exigente que sea la tarea, siempre hay una parte que su hijo puede hacer. El maestro debería buscar el objetivo en la tarea que sea más significativo para su hijo y adaptar la tarea y los materiales de acuerdo a eso. Ejemplo: hay grupos de estudiantes jugando un juego de matemáticas basado en números primos, la tarea adaptada para su hijo es que lleve la cuenta con una calculadora.
  • Su hijo siempre debería asociarse con los estudiantes para las actividades grupales. El asistente o el maestro pueden ayudar, pero no deberían ser el compañero de su hijo.
  • Su hijo debería participar en cualquier tarea para el hogar o proyecto que se le presente a la clase o que se cuelgue en las paredes. Si es necesario reducir la carga de trabajo, quite las tareas para el hogar y las tareas en clase que no sean compartidas. Todos los trabajos que impliquen destrezas de nivel inferior al del grado se deberán realizar cuando los estudiantes estén trabajando de forma independiente en su banco en lugar de hacerlo durante una actividad grupal.
  • Los asistentes de enseñanza (ayudantes) se deberán ver como una ayuda para todos los estudiantes, no sólo para su hijo. Deberían tener la menor participación posible durante el almuerzo, los recreos, las clases de educación física, arte y música. Se deberá adaptar el trabajo en clase para permitirle a su hijo que trabaje con la mayor independencia posible.
  • En la medida de lo posible, su hijo deberá participar en actividades después de la escuela y los fines de semana como ferias, talleres de matemáticas, obras de teatro, conciertos, bailes, clubes y eventos deportivos.
  • A medida que los estudiantes crecen, los amigos naturalmente le brindarán apoyo a su hijo en estos eventos en lugar de que haya un adulto presente, o el adulto podrá observar a distancia. Recuerde cómo se sentía cuando sus padres revoloteaban alrededor. Esto es difícil porque puede implicar que deba arriesgarse un poco. Es importante asegurar que su hijo reciba tanta información como sea posible sobre las conductas de riesgo. Las clases de salud escolar funcionan bien como comienzo de este diálogo.
  • Si a su hijo le gustan los deportes pero no puede participar en un equipo escolar, puede ser el director técnico. Es más fácil hacer amigos en un pequeño grupo cohesivo como los equipos y los clubes que en el salón de clases.
  • Explore oportunidades de trabajo voluntario que están disponibles para los estudiantes en la escuela, como la colocación de decoraciones o la colecta de elementos enlatados.

8.  Actividades fuera de la escuela

  • Considere hacer que su hijo se una a los exploradores y a equipos deportivos de la comunidad para brindarle más oportunidades de reunirse con sus compañeros fuera de la escuela. La participación en grupos de jóvenes y clases de educación religiosa patrocinados por su lugar de culto también alcanza esta meta y brinda inclusión social en su comunidad religiosa.
  • Coordine oportunidades de servicio comunitario con otros compañeros.
  • Bríndele tiempo individual con distintos compañeros fuera de la escuela.
  • Inicialmente, es posible que necesite ser proactivo e iniciar estas reuniones. Esto no necesariamente es un problema con el interés de otros estudiantes en su hijo. A menudo, son sus padres los que se sienten incómodos porque tienen ideas exageradas sobre las necesidades de su hijo. Invitar también al otro padre o madre puede ayudar con este problema.

9.  Si aún así no se desarrollan amistades, puede explorar actividades escolares que faciliten la amistad tal como un programa de tutoría entre compañeros. 


 

RECURSOS EXTERNOS

AUTO DEFENSA 

MEDIOS DE COMUNICACIÓN SOCIAL

DVDS

  • Kids with Down Syndrome: Staying Healthy and Making Friends. Blueberry Shoes Productions. 

LIBROS

  • Breaking Bread, Nourishing Connections: People with and without Disabilities Together at Mealtime.  Melberg Schwier, K. and Schwier Stewart, E.  Baltimore, MD: Brookes Publishing. (2005)
  • Different Speeds and Different Needs: How to Teach Sports to Every Kid.  Barber, G.  Baltimore, MD: Brookes Publishing. (2010)
  • Including People with Disabilities in Faith Communities: A Guide for Service Providers, Families, and Congregations. Carter, E.  Baltimore, MD: Brookes Publishing. (2007) 


  • Buddy Walk
  • NDSS Yourway
  • My Great Story
  • NDSS DS-Ambassadors